Tal y como comenta Area Moreira (2010) en su artículo “El proceso de integración y uso pedagógico de las TIC en los centros educativos. Un estudio de casos”, en los últimos años,  en el contexto internacional, se han publicado gran número de trabajos sobre los factores, procesos de integración y uso escolar de las tecnologías digitales. En estos trabajo de investigación, se evidencia que la adaptación al uso de las nuevas tecnologías en los entornos escolares es un proceso complejo, que depende de múltiples factores, de naturaleza económica, social, política, pedagógica, etc.
En el trabajo de investigación antes mencionado, Area Moreira analiza la implantación del proyecto Medusa del gobierno de Canarias, que entregó equipamiento informático a los centros educativos de la comunidad que impartían enseñanza presencial de Infantil, Primaria y Secundaria. Las conclusiones de este proyecto, “indican que las TIC incorporan algunos cambios organizativos tanto a nivel de centro como de aula, pero no necesariamente innovación pedagógica en las prácticas docentes”. (Area Moreira, 2010)


Para que esta innovación se produzca, los profesores que actualmente están en activo, necesitan incorporar estos nuevos medios tecnológicos a la práctica docente, de manera inexcusable y, que esta incorporación se produzca de manera eficiente, depende fundamentalmente de la preparación que posea el profesor.
“La inserción de las TIC en la educación depende en gran medida del docente y de la preparación que posea para su incorporación en los procesos de enseñanza/aprendizaje, en referencia a saber aprovechar los recursos didácticos que ofrecen estos nuevos medios y a su vez capacitar a los alumnos para la recepción y asimilación correcta de los mensajes que dichos medios transmiten” (Colón, Moreno, León, & Zagalaz, 2014)
Presentacion del software IMTLazarusLos autores citados en el párrafo anterior, distinguen los distintos tipos de preparación que necesita un docente para utilizar las TIC en el aula; destrezas a nivel informático, ofimático y de comunicación y por otro las funciones propias del enseñante. Distinguen entre las funciones de asesor y guía del aprendizaje y, señalan que el profesor realiza funciones de motivación, de facilitador de recursos y objetos de aprendizaje, que pueden incluso haber sido creados por el mismo docente, y la evaluación de los procesos y conocimientos adquiridos.
En las conclusiones del trabajo que se ha citado, los docentes entrevistados señalan las  competencias básicas en TIC que creían necesarias en la formación de los nuevos maestros;
“- La formación técnica en el uso de los medios más tradicionales como retroproyector, audio, proyector de dispositivas. “
“- La formación en el uso de ordenadores, programas y recursos, Internet y plataformas. ”
“- La aplicación didáctica del uso de las TIC, Internet, multimedia, diseño de materiales para plataformas, diseño y creación de material didáctico y creación y adaptación de programas.”(Colón et al., 2014)
En este trabajo se sintetizarán las necesidades de formación, siguiendo las tres lineas mencionadas en el apartado anterior, dividiéndolas en tres apartados; uso del Hardware, uso del Software, didáctica de las TIC. Esta división nos proporciona tres campos concretos de actuación en el ámbito de la formación de los docentes.
La formación en el uso del hardware es la más sencilla de las tres materias en las que se es necesario formar a los docentes. Deberá incluir la formación en el uso de toda la tecnología que hay en el aula, el proyector, el ordenador, la pizarra electrónica e incluso de las herramientas que usan los alumnos, como las tablet. Esta formación es especifica y concreta para cada centro educativo, y se debe adaptar al Hardware que se pone, en cada caso concreto, a disposición del profesorado.
La formación en el uso del software, es una formación más compleja, que requiere en primer lugar la definición del software que el docente tiene que usar en el centro educativo. Los elementos de software que un docente encuentra en su centro educativo son variados, pero se pueden concretar en una plataforma de gestión económica y/o académica, que puede estar o no integrada con la plataforma de gestión de contenidos educativos, herramientas de ofimática, de creación y edición de imagen, audio y video y herramientas de Internet on-line.
La formación en la didáctica de las TIC, no requiere una definición tan especifica de cada centro educativo, sino que es una materia más general y teórica que las dos lineas de formación anteriores. Esta formación deberá buscar la aplicación de la tecnología educativa que se esta produciendo en la actualidad desde la perspectiva que aportan las teorías educativas que se han estudiado en el epígrafe anterior. Como guía para la creación de estos contenidos mínimos sobre didáctica de las TIC con Moodle, se ha creado una guía didáctica para la formación del profesorado que se adjunta como Anexo II.

Bibliografía

Area Moreira, M. (2010). El proceso de integración y uso pedagógico de las TIC en los centros educativos. Un estudio de casos. Retrieved from http://www.revistaeducacion.educacion.es/re352/re352.pdf
Colón, A. M. O., Moreno, L. A., León, M. P., & Zagalaz, J. C. (2014). Formación En Tic De Futuros Maestros Desde El Análisis De La Práctica En La Universidad De Jaén. Retrieved June 25, 2015, from http://clacso.mobile.redalyc.org/articulo.oa?id=36829340009

Joomla templates by a4joomla